Del noviazgo al matrimonio, ¿una transición difícil de lograr?

En el mundo actual muchas personas ya no creen en el matrimonio, el tema esta desgastado y la mentalidad es, vivamos juntos y si no funciona, cada quien por su lado. Todavía existen personas que creen en la institución del matrimonio, yo soy una de ellas, gracias a Dios llevo ya 4 años maravillosos de de casado mas 3 años de noviazgo, haciendo un total de 7 años de relación. Se que no es un número impresionante y que tenemos aún mucho por vivir, pero sabemos que de la mano de Dios, nos mantendremos unidos.

El día de hoy quiero compartir algunos consejos que nos han funcionado a lo largo de este tiempo, claro no te diré que no hemos tenido problemas, porque seria mentira y ningún matrimonio es perfecto, pero si puedo decirte que cuando trabajas en equipo con tu pareja e incluyes a Dios como el centro, todo se vuelve mucho mas sencillo.

Es muy común escuchar frases como:

“Cuando eramos novios no era así”

“Antes me prestabas mas atención y querías andar conmigo, ahora ya no me incluyes”

“Lo que gano es mío y puedo hacer lo que quiera con ello”

“Ni estando en casa de mis padres tenía que reportarme”

Y así puedo seguir con el listado, y es común ver que los primeros años de matrimonio se vuelven un infierno y en muchas ocasiones causa separaciones temporales o en casos mas extremos el divorcio.

A continuación te comparto algunos consejos que puedes aplicar, no solo para hacer la transición de noviazgo a matrimonio, sino que también puedes aplicarlos así tengas 30 o 40 años de casados.

1. Acuerdos dentro de las relaciones

Uno de los principales éxitos dentro de nuestra relación es el poder realizar acuerdos que sean de ganar-ganar. Es decir, que ambas partes queden satisfechas. Esto no quiere decir que ambos lograran todo lo que quieren, ya que es necesario que ambos cedan, pero el acuerdo debe de ser satisfactorio para ambas partes.

A continuación te brindo un ejemplo sobre uno de los acuerdos que realizamos con mi esposa casi al principio de nuestro matrimonio.

Mi esposa es amante de los animales, y desde pequeña deseaba tener un chihuahua, yo en lo personal me gustan los animales pero los perros no son mi primera elección y se el trabajo que conllevan, pero si había algo que deseaba, y era una consola PS4.

Tanto mi esposa me había estado negando la consola, como yo negándole el perrito, y pues para no alargar la historia, nos pusimos de acuerdo y pues tenemos una chihuahua y una consola ps4. Cada uno presento sus argumentos, cada uno estuvo dispuesto a ceder un poco, y llegamos a un acuerdo con el cual ambos estamos satisfechos, a todo esto, la chihuahua esta por cumplir 4 años de estar con nosotros y es parte de la familia.

Esto lo puedes aplicar a cualquier área de tu matrimonio, pero tienes que estar consiente que requiere aceptación por ambas partes, lo cual muchas veces requiere que hagas un sacrificio para hacer algo que talvéz no sea de tu completo agrado.

Cabe mencionar que los acuerdos deben de ser claros, no con intenciones ocultas, sino transparentes para que sean beneficiosos a la relación.

2. Tomar decisiones en conjunto

Uno de los mayores problemas que se enfrentan al estar casado, es que muchas veces cada uno toma decisiones independientes sin comentar nada a su pareja, luego vienen consecuencias que afectan a ambos y es donde empiezan a atacarse uno al otro.

Muchas veces el problema inicia desde que inician la relación de noviazgo, ya que tienden a pensar de esta manera:

“Solo es mi novi@, no tiene por que opinar en mi decisión”

“Esto no es tu problema”

Y pueda que hasta cierto punto estés en lo correcto, pero si la relación que llevas es formal y quieres algo a largo plazo que funcione, debes de empezar a compartir tus decisiones con tu pareja, ya que la realidad es que cada paso que das ya no afectara solo tu futuro, sino el de ambos.

La principal decisión que deben tomar es la de amarse el uno al otro, amar no es un sentimiento, es una decisión que tomas. Muchas parejas fracasan porque cuando se acaba la magia del enamoramiento, se dan cuenta de todos los desperfectos de su pareja, y se decepcionan, pero cuando se ha tomado la decisión de amar, podrán sobreponerse a cada uno de los problemas en conjunto.

Este consejo se complementa con el primero, ya que muchas de las decisiones que se toman entran dentro de un acuerdo establecido entre ambos.

3. Llevar un solo presupuesto

Este creo es uno de los puntos mas polémicos dentro del matrimonio, y es que las finanzas es una de las principales causas de problemas dentro del matrimonio. En la época actual es normal que ambos trabajen, esto ya que el costo de la vida es cada vez mas alto y para lograr un estatus mayor, ambos deben de aportar.

Esto conlleva muchos retos, si ambos son profesionales, puede generarse cierta competencia entre quien logra más o quien aporta más, y a su vez puede causar que ambos se sientan independientes uno del otro. O bien, el esposo queda sin trabajo y la mujer es quien esta sosteniendo el hogar, también causa problemas, principalmente de orgullo por parte del hombre. En fin hay muchos casos, pero este no es el punto.

Mi consejo en general es llevar un presupuesto conjunto, no debiera de ser secreto cuales son los ingresos de cada uno, y el gasto debe de ser básicamente el de la familia, no el gasto del esposo y el gasto de la esposa.

Desde el noviazgo se puede empezar a manejar un presupuesto, no que unan sus sueldos, sino que empiecen a planificar gastos en pareja, compartan los gastos de salir a cenar, o al cine, etc. Si ya están planificando casarse, preparen un presupuesto en pareja respecto a la boda, y busquen aportar según su capacidad.

Esto ayudará a evitar malos entendidos, y si dentro de la pareja uno de los dos es más ordenado en cuestiones financieras, hace sentido que sea quien mantenga actualizado el presupuesto, esto no quiere decir que solo esa persona sera responsable del dinero, no, el presupuesto debe de ser establecido en conjunto, y aquí se aplican mis dos consejos previos, tomen decisiones en conjunto y lleguen a acuerdos comunes.

Aqui cabe mencionar, vivan su realidad, no quieran aparentar lo que no son, claro siempre busquen mejorar, pero vivan acorde a sus posibilidades. Puedes leer 5 Tips financieros.

4. Construyan confianza

Este posiblemente es uno de los consejos mas gastados y que todos han oido en algún momento, pero sigue siendo la base para cualquier relación. Una relación sin confianza no prosperará.

Toma en cuenta que construir confianza no es algo que suceda de la noche a la mañana, es algo que se va realizando día con día en base a nuestras actitudes, nuestro caminar,  lo que hacemos o dejamos de hacer, etc.

Forjar una relación basada en confianza no es algo sencillo, ya que la confianza es algo muy frágil, puede romperse en cuestión de segundos, y reconstruirla es aun más complicado.

Como dice el dicho común “Las palabras se las lleva el viento” Construir confianza no es en base a lo que decimos, sino en base a lo que hacemos. Así que asegurate que tus acciones sean congruentes con lo que dices.

Esta confianza debe de ser forjada desde el noviazgo, si siendo novios no confías en tu pareja, el casarse no hará que eso cambie, al contrario, los problemas aumentarán cada día mas.

 

5. Diviertanse en pareja y por su cuenta

Un error muy común al iniciar una relación es que todo se desea hacer con la pareja, te sientes en las nubes y quieres compartir la mayor cantidad de tiempo posible con la pareja. Esto muchas veces causa que nos apartemos de nuestras amistades.

Al pasar el tiempo, esto va cambiando, y puede caerse en un sentimiento de frustración ya que la magia del enamoramiento va bajando y empiezas a sentir deseos de compartir con tus amigos. Esto no es malo, al contrario significa que la relación va creciendo y madurando, y te das cuenta que no es necesario compartir el 100% de tu tiempo.

Es necesario que aprendas a divertirte estando con tu pareja y estando sin ella, no es malo que desees juntarte con tus amistades a comer, o a compartir, claro siempre respetando ciertas reglas y dando el lugar que tu pareja merece aún así no este presente.

Esto permitirá que tu relación siga desarrollándose y madurando con el paso del tiempo.

6. Apóyense mutuamente en todo

Una pareja no debe de ser solo alguien para pasar el tiempo, debe de ser un aliado, un socio, y debe de ayudarte a desarrollarte en todas las áreas de tu vida.

Cuando escojas a esa persona especial, asegurate que sea alguien que sume a tu vida, que te rete a ser mejor cada día y que te ayude a crecer como persona. Alguien que tenga planes futuros, y que quiera superarse a si mismo, es alguien que va a inspirarte. Busca alguien a quien admires, pero que a su vez te admire, la admiración mutua sera un factor clave para lograr alcanzar el éxito en todos los sentidos, y no me refiero solo a económicamente, sino en todas las áreas de tu vida.

Si tu pareja desea alcanzar una nueva meta como superarse académicamente, abrir un negocio, mejorar sus debilidades, etc, apóyala, ayúdala a desarrollarse, bríndale tu amor incondicional y deja que crezca y se realice como persona individual, a su vez, esto sumara a la relación y lograran cosas increíbles.

 

7. Incluye a Dios en tu relación

Y mi ultimo, pero mas importante consejo, no dejes a Dios afuera de tu matrimonio. Eclesiastés 4:12 Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.

Dios debe de ser ese tercer elemento en tu relación, si el es quien los une, nada puede separarlos. Pero incluir a Dios va mas allá que asistir juntos a la iglesia, va mas allá de orar juntos y leer la biblia, incluir a Dios significa que lo pones en cada uno de los pasos que dan como pareja, en las decisiones que toman, en todo lo que hacen.

Esta pueda ser la tarea más difícil de lograr, pero es lo único que permitirá que tu matrimonio dure y sea fuerte ante cualquier circunstancia que se presente.

 

8 Replies to “Del noviazgo al matrimonio, ¿una transición difícil de lograr?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *